martes, julio 21

LA SAL MAGICA


La Sal como Elemento Mágico
En la antigüedad fue incluso utilizada como dinero, de ahí surge la palabra “salario” puesto que solían cancelarse servicios con ella, como elemento químico tiene el poder de neutralizar todo tipo de energías negativas. No sólo da un sabor inigualable a las comidas, si no también sirve como desinfectante e incluso para conservar alimentos perecibles.
La sal aísla, protege y purifica, por eso debemos aprender a utilizarla en nuestros experimentos de magia práctica.

Para sellar espacios protegiéndolos de todo mal
• Un kg. de sal gruesa o marina
• Una bolsa de tela blanca
• Un puñado de palo santo rallado
• Un velón blanco
• Un litro de agua de lluvia
Prender el velón en el centro del espacio que deseamos sellar.
Poner la sal y el palo santo rallado en la bolsa de tela blanca, dejando un extremo con un pequeño agujero.
Recorrer el entorno del espacio que deseamos sellar, dejando caer un fino hilillo, desde la abertura de nuestra blanca bolsa con sal aromática, caminando en sentido opuesto a las agujas del reloj. Luego pondremos a ambos lados de la entrada principal, dos cuencos llenos con el agua de lluvia, previamente expuesta al sereno durante una noche completa de luna llena. De este modo sellaremos nuestro espacio privado en donde no podrán entrar ningún tipo de energías opuestas malignas o negativas. La vela debe quemarse por completo. Este sellado es más efectivo cuando se realiza en un día lunes a medianoche.

Leyendas de Sal

• Nunca pases el salero de mano en mano puesto que pueden producirse pleitos y discusiones, entre los que lo toquen.
• Si se te derrama la sal, debes neutralizar el mal augurio, echando tres pizcas de la misma sobre tu hombro izquierdo, para prevenir la pobreza.
• Si derramas aceite en el suelo, de inmediato cúbrelo con un puñado de sal, para luego recogerlo con un papel blanco y enterrarlo en el jardín. Así conservarás tu trabajo.
• Si te sientes muy cargado de negatividad, pon sal gruesa en la tina y luego dúchate pisándola fuertemente hasta que se deshaga. Te sentirás liviano y renovado.
• Prepara una masa con harina, agua de romero y abundante sal, luego de amasarla muy bien, corta pequeños círculos como monedas, que pondrás en las ventanas, en cada entrada de la casa e incluso sobre el tejado, mantendrá alejados a ladrones y malos espíritus.
• Pon un puñado de sal marina en cada uno de tus bolsillos cuando asistas a una entrevista de trabajo, te ayudará a lograr la abundancia.
• Lava con agua tibia y abundante sal todo utensilio que sientas que esta cargado con energía negativa, esto la transmutará.

4 comentarios:

Menda dijo...

Un día de estos te cuento lo ligado que está mi nombre ( el real, claro, no Menda) a la sal.

Thiago dijo...

JAJA PERO CARI, me vas a volver loco, hay que estar haciendo todas estas cosas todos los dias... ? pero para que quiere nadie sellar algo? Puedo sellar yo el agujero negro por el que se me aparece mi abuela fantasma? jajaja

Bezos

FIFTY-ZEN-50 dijo...

yo voy a fregar la casa con agua y sal y vinagre a ver si asi se slimpia o a lo menos huele a ensaldilla jejej ...abrazos

Thiago dijo...

Cari, tienes tu carnete plateado en mi blog, jajaja

Bezos.