sábado, agosto 15

ESCOBAS DE PODER



Es la conocida habitualmente como "escoba de las brujas", que combina los aspectos creativos masculino y femenino.
El palo de este instrumento simboliza el falo, mientras que las cerdas representan el monte de Venus, que guarda en su interior la abertura de los órganos reproductores femeninos.

La escoba tiene una dilatada historia como herramienta mágica, especialmente en los conjuros de fertilidad.
Eran utilizadas por las mujeres que, subidas a ellas como a caballos de madera, invocaban el crecimiento sobre los campos recién plantados;
de ahí procede la típica imagen de las brujas de Halloween volando en sus escobas.

Asimismo, mientras se marcaba a los animales con el fuego ritual, eran golpeados con escobas para favorecer la reproducción del ganado.

Su simbolismo sexual también las convierte en un instrumento natural para sellar los ritos matrimoniales.
La imagen de los miembros de una pareja pagana "saltando sobre una escoba" tras intercambiar sus votos conyugales es muy conocido incluso en las culturas más convencionales.
Tradicionalmente, las escobas se han colocado debajo de las camas con fines mágicos para pedir tanto protección como fertilidad, y han permanecido cerca de los hogares y las puertas como medida de amparo y salvaguardia.

Asimismo, dos escobas cruzadas impiden a los espíritus y personas no deseados penetrar en el área que protegen.

Las escobas también se han utilizado para alejar las energías negativas o terrenales de una zona sagrada, así como para, una vez creado el círculo protector, atraer las energías positivas hacia el interior de la casa. En la Irlanda del siglo XVII, una mujer llamada Alice Kyteler fué condenada por bruja porque un vecino la vió de noche barriendo la puerta de su casa mientras entonaba un hechizo para atraer la prosperidad a su hogar
.
Si quieres utilizar una escoba para tus rituales mágicos, consigue una que sea de tu agrado y úsala sólo para ese cometido. No escojas la de barrer la casa; una escoba ritual no debe usarse en ese mundanal sentido, ya que correría el riesgo de perder todos los poderes mágicos que haya acomulado en ella. Si alguna vez la utilizas para barrer el suelo de su cocina, debe ser como parte de sus actividades mágicas.

Hay mucho simbolismo oculto tras esta herramienta de poder.

A San Martín de Porres, se le representaba barriendo el dintel del convento como símbolo de humilde servicio. Y es sabido que en las ordenes monasticas y religiosa el cargo mas humilde de todos correspondia al fray escoba.
Una faceta interesante a tener en cuenta en nuestra vida: Barrer significa limpiar silenciosamente el polvo nuestro de cada dia.
Esa tarea de reflexión diaria nocturna, ese momento de slencio en que hacemos recuento de nuestros actos buscando el aumento de uno positivo y la disminucion de uno negativo, es una forma de barrer el alma, para que la Luz brille con mas fuerza.

Si incorporaramos este hábito de superación personal a nuestra vida, evitariamos la acumulación de polucion interna, y además detectariamos cualquier anomalía producida por envídia o contaminación negativa, y en resumidas cuentas, nuestra aura seria más fuerte y luminosa, y nuestra salud tanto física como emocional mejoraria. Todo eso lograríamos con tan solo una pequeña reflexión diaria. Ese es el otro simbolismo de la escoba.

Es frecuente en los cuentos hindúes que maestros Zen pongan a sus discípulos en el duro arte de la iluminación a barrer un rectángulo del recinto por años y años, sin mediar una sola palabra que no sea la concentración en la escoba y el oficio de barrer.
También en los cuentos populares, la escoba tiene sus acepciones como la ratita presumida que barríendo la puerta de su casa, se encontró una moneda, símbolo que el esfuerzo y el trabajo interior nos descubre tesoros ocultos.
.

3 comentarios:

HADALUNA dijo...

Me ha parecido muy interesante el post.Me encanta leer cosas nuevas.

Y digo yo una cosa...¿las brujas modernas van es aspiradora o siguen utilizando las escobas de toda la vida?
Uyy qué chiste más malo.....

Besitos de noche de sábado.

weblara dijo...

Me ha encantado la historia de la escoba, algo conocía, pero me has aclarado muchas dudas que tenía, sobre todo respecto a dichos populares, ahora los entiendo.
Por eso siempre hay que barrer hacia fuera, no hacia dentro.
Besicos!!

Menda. dijo...

Oiváaaaa, que hoy nombro a San Martín de Porres en el blog, ajjajajaj. Un besazo.