lunes, noviembre 30

EL ADVIENTO Y LA NAVIDAD.


Adviento, tiempo de preparación



Aunque muchos participan cada año de la alegría de la Navidad, no son pocos los que dudan y se sienten ajenos al sentido cristiano de esa fecha. Como una forma de tomar conciencia y meditar sobre el estrecho vínculo entre Dios y el hombre, el cristiano se prepara durante un tiempo llamado Adviento.


La palabra "Adviento" (del latín ad-venio) no significa "Espera", como algunos suponen, sino que es la traducción de la palabra griega "Parusía", que significa "Presencia", o más exactamente, "Llegada" o "Venida", es decir: presencia comenzada. El término se usaba antiguamente para designar la presencia de un rey o señor, o también del dios al que se rendía culto y que regalaba a sus fieles el tiempo de su parusía.

¿Cuándo se celebra?
· El Adviento es un tiempo litúrgico que precede a la Navidad y da comienzo al año eclesiástico en las Iglesias cristianas occidentales. Comienza el domingo siguiente a la fiesta de San Andrés Apóstol (30 de Noviembre) y abarca cuatro domingos.
· El primer domingo puede adelantarse hasta el 27 de Noviembre, y entonces el Adviento tiene 28 días, o retrasarse hasta el 1 de Diciembre, en cuyo caso dura sólo 24 días.

Tiempo de tradiciones y simbolismos


La Corona de Adviento
· La Corona de Adviento es una típica tradición de esta época, llena de significado. Es un círculo de follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas.
· Originalmente, en su origen pagano, representaba el ruego al sol para que regresara con su calor y luz.
· La forma circular de la corona representa el amor eterno de Dios por la humanidad, sin principio ni fin.
· Las ramas de hojas verdes perennes, son símbolo de esperanza y vida eterna. Recuerdan que Cristo ya está vivo en el mundo.
· Las manzanas rojas que adornan las coronas, representan el fruto que trajo el pecado al mundo, pero también recuerdan la promesa de salvación hecha por Dios a Adán y Eva.
· La cinta roja, representa el amor de Dios que envuelve a los hombres y el amor de los hombres hacia Dios.



Las velas
· El ritual de las velas encendidas es otra herencia de los ritos paganos, que con el tiempo ha sido adoptada, con distintas variaciones, en muchos países. Hoy en día, representa la luz que aumenta con la proximidad de la llegada de aquel que es la Luz del Mundo.

· Las cuatro velas que se encienden, son el anuncio de la salvación. Tres son de color violeta y una rosada. Cada domingo de Adviento se prende una en familia, acompañando el acto con oraciones especiales. Se deja para el último domingo la vela rosada.

· Las tres moradas son símbolo de la penitencia necesaria para eliminar las tinieblas y la oscuridad del pecado, que se disipan con la luz de cada vela. La de color rosado es símbolo de alegría, por la llegada de la luz de Cristo al mundo.

· El día de Navidad se sustituyen las velas moradas por otras rojas, símbolo de la alegría de la celebración. También se pueden dejar las cuatro velas rojas y agregar una blanca al centro, representando a Cristo como centro de todo cuanto existe.
TEN PRESENTE
Si no se tienen velas de esos colores se pueden usar de otros. Lo importante es el significado.



Los colores
· Los rituales del tiempo de Adviento traen asociados ciertos colores.
· Aunque el papa Inocencio III (1198-1216) estableció el negro como el color a ser usado durante el Adviento, el morado ya estaba en uso a fines del siglo XIII.
· En las celebraciones litúrgicas actuales, el celebrante y los ministros consagrados usan atuendos color morado durante los tres primeros domingos de Adviento, como símbolo de penitencia, y en el último domingo los cambian por vestimentas rosadas o fucsia, símbolo de esperanza.

El Calendario de Adviento
· En muchos países es tradicional la preparación de un calendario especial de Adviento en familia, construido en base a 24 figuras que se van sumando diariamente, una por una, a partir del 1º de diciembre, hasta Navidad.
· Muy utilizados son también los calendarios que contienen 24 ventanitas, que se abren de a una por día, dando paso a una sorpresa o a un mensaje de paz y amor. La última ventana revela al niño Jesús en el pesebre.

10 comentarios:

Alijodos dijo...

UNA INFORMACION MUY PROPIA PARA LOS TIEMPOS QUE AHORA NOS TOCA CELEBRAR..GRACIAS AMIGO POR ESTE DOSIER TAN COMPLETO...UN ABRAZO...

Winnie0 dijo...

Yo siempre he vivido el Adviento como prenavideño y su sentido...Me gusta esta época...auqnue luego la navidad ya me entristece un poco más. besos de lunes

Ana dijo...

Muchas gracias por recordarnos estos detalles con este post tan completo.

Muchos besitos Embrujo.

caotico_jq dijo...

Pues anda que si tuviéramos que usar hoy en día la corona de adviento para rogar al sol que volviera con su luz y calor, cuando hemos tenido al sol dando por culo hasta hace semana y media... estamos apañaos.

xDDDDD

Kassiopea. dijo...

Interesante, aunque yo no creo en estas cosas. Es curioso que casi todas las fiestas cristianas son adaptaciones de las fiestas paganas.

Eurice dijo...

El adviento..¡uhmm! mi tiempo favorito.
Embrujo de mi blog te puedes llevar todas las cosas que escribo que te gusten, es un honor para mi, saber que al menos hay algunas personas que aprecian lo que escribo y como lo escribo.
Un beso mágico.

Joaquinitopez dijo...

Sumamente interesante esta entrada
Un abrazo

S. dijo...

me encanta la navidadddddddd
No lo sabes bien,el árbol,los belenes vivientes,las castañas que te dan viendo los belenes vivientes,el chocolate,hartate de comer,y esa magia que lo rodea todo en navidad.
Un beso cariñin

Thiago dijo...

Como todos los ritos vienen de los paganos, no? jaja Adviento, adviento? la religion si que se la podia llevar el viento, jaaj

Bezos

¿sabes algo de weblara? Se nos van todos, cari, jajaja

HADALUNA dijo...

Embruji, pensaba que ésta iba a ser "mi Navidad", pensaba que por fin iba a poder sonreir mientras me comía el turrón, y todo se ha desmoronado.
Otra navidad en minúsculas, triste como los últimos años.

Besitos con lágrima.