miércoles, mayo 18

EL TREBOL DE CUATRO HOJAS


Tradicionalmente, el trébol de cuatro hojas es una planta que cumple dos propósitos principales: es el protector de los amores y además símbolo de riqueza y prosperidad.
Algo de historia:

Se han encontrado figuras humanas talladas con emblemas de trébol, en piezas pertenecientes a una civilización que se desarrolló hace 5.000 años en India.
Otra cultura que utilizó con fines mágicos esta planta de cuatro lóbulos, fue la egipcia.
Habían consagrado este raro ejemplar a Isis, su divinidad bienhechora.

Los novios se lo ofrecían a su amada, para preservar el cariño, mientras que las madres lo colgaban al cuello de sus hijos como escudo mágico contra las adversidades de la vida. Incluso, llegaba a colocarse en los sarcófagos, para ayudar al alma en su incierto tránsito por el más allá.

Durante el siglo XVII se extendió la costumbre de diseminar tréboles de cuatro hojas delante de las novias para protegerlas, pues espantaba los hechos malévolos, permitiendo que tanto los novios como los invitados disfrutasen tranquilos en ese día tan especial.

Existe también una creencia popular que afirma que si lo encuentra una muchacha joven se casará pronto y muy enamorada.

Los ocultistas afirmaban que el trébol de cuatro hojas, les permitía ver a las fuerzas hostiles y de esta manera escaparse.

Los cristianos, por su parte, veían en él el símbolo de la cruz.
Quizá, de la curiosa propiedad meteorológica de sus hojas, que se yerguen para anunciar las tormentas, unida a sus virtudes estimulantes, antiinflamatorias y coagulantes, nacieran las primeras consideraciones mágicas del trébol.

La facilidad con que crece contribuyó también a configurarlo como símbolo de riqueza y prosperidad. Por ello, en la antigua Roma, la estación de las cosechas, el verano, se representaba mediante la imagen de un trébol.

Varios de los beneficios mágicos que se le atribuyen al trébol de la suerte, se derivan de sus cuatro hojas. Era tal el culto que recibió este número en la antigüedad, que en la mayor parte de las culturas, le reservaban para designar a Dios, por lo que las letras de su nombre eran cuatro, al igual que los Evangelistas, los puntos cardinales, las estaciones del año, los elementos de la naturaleza, o las fases de la Luna.

Receta irlandesa
Es conocido que encontrar un trébol de cuatro hojas es de muy buena suerte, pero ¿comértelo? Pues ¡sí! Entérate de que esta fantástica hierba tiene una suerte que podría alcanzar hasta tus órganos más profundos.

El trébol es de la familia de los berros y, aunque no estamos acostumbradas a comerlo, deberíamos hacerlo. Son buenísimos para la digestión, evitan el estreñimiento, ayudan a recuperar el apetito, son un excelente limpiador de toxinas y combaten los resfriados.

Pueden comerse en ensaladas como cualquier otro vegetal verde y te sabrán deliciosos con limón, aceite de oliva y una pizca de sal. Puedes también secarlos y hacerlos en té, que con un poco de miel y leche son deliciosos.
De hecho, si tienes gripe, lo mejor es que lo tomes tres veces al día.

QUE SIGNIFICA CADA UNA DE SUS HOJAS

La primera hoja es la de la alegría
Al cultivarlos descubrimos el camino de la alegría que comienza en nosotros mismos para luego ser compartida por toda la tierra. Es el poder del amor y la hermandad iluminando el universo.


La segunda hoja es la de la conciencia.
Al quitar la máscara del materialismo con su promesa de falsa libertad, renovamos el compromiso con el más antiguo sueño que es el de crear una sociedad que eleve nuestra dignidad como seres humanos.


La tercera hoja es la de la confianza en la vida.
Hoy, inmensas comunidades compartimos una nueva visión y cada vez pesaremos más en los destinos del mundo.
Aunque hayan muchos aún que quieran detener el gran cambio, cada vez más personas son concientes que la historia se mueve hacia una civilización espiritual que dejará atrás los oscuros tiempos del egocentrismo.


La cuarta hoja es la del respeto por la tierra y nuestros pueblos originarios.
Andando por pueblos y caminos, encontré además de los tréboles, a sencillos hombres y mujeres de la tierra, quienes me dieron las mayores lecciones de sabiduría, rectitud y firmeza. Nadie debe creerse superior si queremos lograr la superación del individualismo y el aprendizaje de una disciplina que nos conduzca a lo que en verdad necesitamos.

Buena suerte!

martes, mayo 10

CUENCOS TIBETANOS


Los cuencos tibetanos se obtienen a partir de la aleación de los siete metales, los cuales cada uno de ellos simboliza a un planeta, así tenemos que:

Oro simboliza al Sol, Plata a la Luna, Mercurio a Mercurio, Cobre a Venus, Hierro a Marte, Estaño a Júpiter y Plomo a Saturno.

Desde la antigüedad el sonido ha tenido un uso “terapéutico”, estimulando las emociones, transmitiendo mensajes ligados a diversos estados físicos y así poder conectarnos con la frecuencia sonora y entrar en la armonía de la música de los Planetas.

El sonido es la fuente de todas las cosas ya sean visibles o invisibles y todas las tradiciones religiosas lo consideran un medio para poner al espíritu en contacto con las esferas celestes o la llamada música de las esferas.

También los místicos de todos los tiempos han atribuido a la música un lugar preponderante, considerando al sonido como una fuente de inspiración para la meditación y una vía directa para acercarse a la divinidad.

Cuando un cuenco tibetano suena se crean fuertes vibraciones que se propagan y se van difundiendo por todo el cuerpo, removiendo y abriendo nuestra energía, por lo que se crea una concordancia entre el cuenco y su poseedor, esto hecho varias veces provoca un estado de unidad y profunda paz, llegando más allá del relajamiento, moviendo la energía eliminamos esa mala energía que tenemos y la reemplazamos por energía positiva. Al ser el cuerpo humano un conjunto de vibraciones y ondas, los órganos sanos vibran con la frecuencia justa y los enfermos tienen una frecuencia alterada que este sonido repara.

A la vez que alineamos nuestra conciencia con estos sagrados instrumentos, nos vamos introduciendo en el Universo sonoro para poder encontrar la ruta de acceso al orden armónico y natural de la vida. Esta repercusión nos beneficia para entrar en la frecuencia sanadora, nos sentimos integrados, armoniosos, nuestra vibración se vuelve fuerte, irradiada de las virtudes que moran en nuestra naturaleza, nos sentimos dichosos y en paz.

En el camino de nuestra armonización nos van cantando nuestra música interna, ayudándonos a centrarnos, a atravesar nuestras disonancias con los diferentes tonos y los distintos toques van moviendo la energía en la dirección adecuada con nuestro macrocosmos y así notaremos una sensación de bienestar físico y espiritual.

La vibración de los cuencos tibetanos estimula al cuerpo, ya que éste al entrar en sintonía con sus frecuencias armónicas le ayuda a encontrar por sí mismo sus propias frecuencias y guiado por estas vibraciones el cuerpo se une a las ondas vibratorias primordiales.

Por eso es tan importante el sonido vibratorio de los cuencos tibetanos

www.embrujotiendamagica.com

viernes, mayo 6

GUIA DE COMO ATRAER LA PROSPERIDAD


Cada día afirma y declara en tu mente, que Dios es Tu verdadera fuente y recursos.

Vive, piensa y actúa en formas que dicen que ya eres prospero.

No permitas que te influencien los que están a tu alrededor y que sólo hablan de lo mal y negativo que están sus cosas.

Comparte sólo con los que tienen actitudes positivas sobre la Prosperidad y el dinero. Tus ingresos son el promedio de tus 10 amigos mas cercanos.

Ser espiritual es tener dinero. Afirma que un Dios de amor te Provee. Recuérdate constantemente de esto si tienes todavía la idea de que el tener dinero es malo y condenable o pecaminoso.

Frecuenta sitios donde hay prosperidad como tiendas, museos, casas o actividades.

Recoge y aliméntate de esas vibraciones. Deja que tu mente se permée con vibraciones de prosperidad.

Ve a las mejores tiendas, pruébate ropa cara, aun si no tienes Dinero para pagarla en ese momento. Siente la vibración Psíquica de tener ropa Buena.

No aceptes pensamientos negativos en ti o en tu mente, ni digas que estas mal, o fastidiada, recházalos inmediatamente y en vez Afirma lo siguiente:

“VOY A PROSPERAR YA, Y DIOS ES LA FUENTE, QUE ESTA SUPLIENDO MIS NECESIDADES.”


Cuando ores, no pidas dinero. En vez, haz tu oración con una afirmación de que tu mente Dios sabe que tienes una necesidad y Que Dios esta trabajando en tu proceso de PROSPERIDAD.

Dios ayuda a aquellos que se ayudan a si mismos, es una afirmación muy cierta. Mantente activo(a). No te sientas en tu hogar a esperar que las cosas lleguen a tu casa como por arte de magia, así no es como funciona el universo, puede ser que algo te este esperando a la vuelta de la esquina o al salir de tu puerta.

Manteniéndote activa(o), estas en la posición de que aparezca una buena oportunidad o proyecto para ti cumpliéndose el decreto de que cuando tu pides o quieres algo y esta en orden divino, el universo se pone de acuerdo para concedértelo.

Medita diariamente. Ve a lo profundo de tu mente al centro de la misma donde está la presencia y existencia de Dios. De esta forma mantendrás un canal interno mental de intuición e inspiración abierto, guiándote para reclamar la prosperidad que ya es tuya – a
través de la fuente.

Programa tu mente cada día con pensamientos y afirmaciones de prosperidad.

Construye una fundación fuerte de prosperidad en tu subconsciente.

Cuando estés manejando tus cuentas, mantén una actitud mental de que Dios está trabajando a través de ti y se hará cargo del pago.

Mantén todos los canales de tu mente abiertos a como la prosperidad te llegara. Si necesitas algo, no necesariamente llegara a ti a través del dinero, pero de otras formas como intercambio o regales.

Y recuerda estos sabios consejos:


El optimista siempre cree que todo puede ser posible. Cree en los milagros, en la transformación de los seres y de las circunstancias.

El optimismo es práctico, porque siempre termina en una acción positiva. Lo importante es comenzar, tratar, atreverse y hacer esfuerzo, ya que nada se logra con un espíritu pesimista.

El pesimista ya ha concluido que ya no hay mucho que hacer para cambiar la situación. Nunca olvido a Hellen Keller, después de una enfermedad, ella quedó sorda y ciega. Una enfermera y su propia visión de la vida la llevaron a luchar y entender; que nada se logra en un espíritu pesimista.

La ley de promedio te indica que de cuatro intentos uno resultara. Así es que para llegar al éxito hay que pasar por los fracasos. No hay otro camino

WWW.EMBRUJOTIENDAMAGICA.COM